sábado, 21 de noviembre de 2009

Amalgama


Sol, piel de luna

Basta con ver tu cálida mirada,

Sentir como se lleva el frío.

Como si la oscuridad

Nunca hubiese pasado

por mi camino

Y por millones:

De nuevo el calor,

Derritiendo el hielo

Tus manos inventan

En mi alma notas musicales

Y la haces bailar

En clave de sol

Y en corcheas inquietas

Por las noches

Me llenas de dulces melodías

Y sigo leyéndote,

Pentagrama.

Habita en mí el amor,

Tu dulce sonrisa

Alimenta mi pasión.

Y de nuevo el calor,

Derritiendo el hielo.

Y hasta en el silencio te invento

Mi amor,

Y me acompañas a explorar el infinito

Pero es el infinito de adentro

Y no el de afuera

El que conquistamos

Más tarde, el ocaso;

Y te pienso

Te siento, te escribo

Mi tinta es al papel

Como una explosión de te quieros

Sobre la piel, tu piel

Mi firmamento

Y entonces mi palabra,

poesía

ya que ‘’cualquiera que se pasa la vida

observando el firmamento

es poeta, lo sepa

o no’’.


Amalgama


Sol, piel de luna

Basta con ver tu cálida mirada,

Sentir como se lleva el frío.

Como si la oscuridad

Nunca hubiese pasado

por mi camino

Y por millones:

De nuevo el calor,

Derritiendo el hielo

Tus manos inventan

En mi alma notas musicales

Y la haces bailar

En clave de sol

Y en corcheas inquietas

Por las noches

Me llenas de dulces melodías

Y sigo leyéndote,

Pentagrama.

Habita en mí el amor,

Tu dulce sonrisa

Alimenta mi pasión.

Y de nuevo el calor,

Derritiendo el hielo.

Y hasta en el silencio te invento

Mi amor,

Y me acompañas a explorar el infinito

Pero es el infinito de adentro

Y no el de afuera

El que conquistamos

Más tarde, el ocaso;

Y te pienso

Te siento, te escribo

Mi tinta es al papel

Como una explosión de te quieros

Sobre la piel, tu piel

Mi firmamento

Y entonces mi palabra,

poesía

ya que ‘’cualquiera que se pasa la vida

observando el firmamento

es poeta, lo sepa

o no’’.



Bookmark and Share